QUÉ DEBE INCLUIR UNA CESTA DE LA COMPRA SANA

  • julio 12, 2018
  • ¡Me gusta!
que-debe-incluir-una-cesta-de-la-compra-sana

Para alcanzar el objetivo de llevar una dieta saludable es imprescindible comenzar por tener la despensa y la nevera correctamente abastecida. La planificación del menú semanal y la previsión de los alimentos que nos harán falta, nos ayudará a hacer la compra adecuada. Te contamos qué debe incluir una cesta de la compra sana.

Sabemos que una buena alimentación es fundamental para conseguir una vida larga con salud. Además, cuidar lo que comemos nos ayuda a mantener la linea y sentirnos bien con nuestra apariencia. Para ello debemos plantearnos un orden en nuestros hábitos y no salirnos demasiado de las reglas básicas. Pero como también nos gusta disfrutar, un buen truco es ser buenos en casa y dejar los caprichos para las salidas ocasionales.

La mejor forma de controlar nuestra alimentación en planificar las comidas para toda la semana y hacer la compra en función de este plan. Si en casa sólo tienes alimentos sanos evitarás tentaciones y controlarás tu dieta. De ahí que la primera regla a seguir es evitar los productos procesados como las comidas preparadas, la bollería y las salsas industriales. Tampoco son recomendables los refrescos por su alto contenido en azúcares y otras bebidas que no sean 100% natural.

Qué debe incluir una cesta de la compra sana.

  1. Lácteos.

    Son alimentos que combinan hidratos de carbono y proteína, son sanos, saciantes y no deben faltar en nuestra dieta. Son ideales en el desayuno, postres y para la media mañana y la merienda. Si queremos controlar o perder peso el mercado ofrece lácteos 0% materia grasa. Éstos nos servirán tanto para consumirlos directamente como para utilizarlos en elaboraciones más ligeras.

  2. Huevos.

    Son una fuente excelente de proteína, hierro, calcio y vitaminas y su fama de ser contraproducente para el colesterol es sólo un mito. En todo caso, si tenemos la necesidad de reducir las grasas en nuestros platos, siempre podemos consumir sólo la clara.

  3. Pescados y mariscos.

    El pescado es rico en grasas saludables (sobre todo el azul) y se recomienda consumirlo al menos 3 o 4 veces a la semana. Aunque el paladar pueda agradecer el sabor del pescado fresco, es verdad que el congelado conserva perfectamente sus propiedades. Para mayor comodidad y como recurso rápido, no está de más tener algunas conservas de pescado. Mejor elegir las envasadas al natural y no abusar mucho de ellas ya que tienen un contenido alto en sal. En cuanto al marisco sólo debemos tener cuidado si tenemos problemas con el ácido úrico.

  4. Carne.

    Es un elemento indispensable en la dieta mediterránea, fuente de proteínas y minerales. Se aconseja su consumo dos o tres veces a la semana y la mejor opción son las carnes blancas más bajas en grasas. Éstas son pollo, pavo y conejo.

  5. Frutas y verduras.

    Éstas nunca deben faltar en nuestra dieta ya que sus propiedades son esenciales para la salud. La recomendación para una alimentación sana es consumir 5 piezas al día entre frutas y verduras. Lo mejor es tomarlas frescas, aunque las envasadas en vidrio y las congeladas pueden ser una buena alternativa.

  6. Legumbres.

    Existen en el mercado gran variedad de legumbres como garbanzos, alubias, lentejas, habas y guisantes, entre otros. Son ricas en proteínas y fibra y son fáciles de incluir en nuestra alimentación al existir infinidad de recetas riquísimas que preparar con ellas. Las puedes además, encontrar envasadas en vidrio, siendo una opción rápida y saludable.

  7. Cereales.

    Muy recomendable en el desayuno de niños y mayores, te llenan de energía y su fibra soluble regula el tracto intestinal. Además pueden integrarse en recetas saladas y de postres. La versión integral es buena opción para un mejor control de peso.

 

Foto de Comida creado por nensuria

Categorias:
Cocina · Hogar · Salud
  • julio 12, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil