EL SECRETO DE POCHAR, REHOGAR, SOFREÍR Y SALTEAR

  • julio 10, 2018
  • ¡Me gusta!
secretos-de-pochar-sofreir

El secreto de pochar, rehogar, sofreír y saltear. Todas son técnicas culinarias que, en ocasiones, y si no somos muy expertos en la materia, usamos como sinónimos, pero que realmente tienen sus pequeñas diferencias y matices. Te explicamos en qué consiste cada una de ellas y cuando usarlas.

Pochar

Se suele usar con la cebolla y el ajo, aunque también se puede hacer con otras verduras. Consiste en cocinar a fuego lento y con poca grasa, ir removiendo para que se reblandezcan, sin que se doren. El resultado es que la verdura se haga en su propio jugo y quede blanda.

Rehogar

Lo habitual es que se aplique a alimentos que luego tendrán una cocción más larga como parte de una salsa o de un guiso. El rehogado se lleva a cabo con pequeñas cantidades de aceite. La idea es que los alimentos se impregnen de la grasa y los condimentos. Para esto, la materia grasa debe encontrarse a una alta temperatura, y los ingredientes deben moverse de manera constante, logrando que el calor se distribuya de forma uniforme e impidiendo que los alimentos se quemen. 

Sofreír

Consiste en freír un alimento a fuego lento y a baja temperatura, solamente hasta que está ligeramente dorado, para utilizarlo en una preparación posterior.

Saltear

Finalmente las características básicas del salteado son: poco aceite, alta temperatura y poco tiempo. A menudo el salteado es una técnica con la que se inicia o se termina un plato. Desde el punto de vista nutricional, es una cocción bastante interesante, ya que al ser de corta duración, conserva bien los nutrientes. Se saltean verduras, ternera, chipirones…todo bien troceado. A fuego fuerte, en poco tiempo y en constante movimiento.

Etiquetas:
Categorias:
Cocina
  • julio 10, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil