CÓMO LIMPIAR Y DESINFECTAR EL CEPILLO PARA EL PELO

  • junio 6, 2018
  • ¡Me gusta!
como-limpiar-y-desinfectar-el-cepillo-para-el-pelo

Diariamente hacemos uso de utensilios para el cabello como peines y cepillos. Su mantenimiento es esencial para que cumplan correctamente su función y nos duren como nuevos más tiempo. Debido a su estructura no parece tarea fácil, sin embargo es bastante sencillo. Te contamos cómo limpiar y desinfectar el cepillo para el pelo.

Es inevitable que el cepillo de pelo, que usamos todos los días, vaya acumulando suciedad. El cabello que se desprende al peinarnos, queda enredado entre sus cerdas favoreciendo su acumulación. Además, restos de grasa del cuero cabelludo, lacas, aceites, serums y espumas mezclados con el polvo los ensucian.

Un cepillo sucio impide que nuestro peinado resulte perfecto, como nos gusta. Esa suciedad se traslada a nuestro pelo acabando con su brillo y soltura. El cepillo puede ser la causa de que nos dure poco tiempo limpio. Te interesará conocer 7 trucos para mantener el pelo limpio más tiempo.

Cómo limpiar y desinfectar el cepillo para el pelo.

  1. En primer lugar debemos retirar los cabellos enredados con la mano. Para ello, podemos cortarlos transversalmente para que salgan mejor al tirar, teniendo cuidado de no cortar las cerdas. Es conveniente hacer esto cada día, ya que cuanto más pelo se acumule más difícil resultará.
  2. Pasa un peine por el cepillo para quitar los cabellos que no han salido con la mano. Puedes ayudarte también con el cabo de éste o algún palillo. Recuerda que nunca se deben tirar estos restos de pelo al inodoro ya que pueden provocar atascos en el desagüe.
  3. Llena un barreño con agua caliente y diluye en él un chorro de champú o gel de baño. Sumerge el cepillo y déjalo en remojo durante 15 minutos, para que la suciedad se vaya ablandando. Para casos de cepillos muy sucios podemos usar otros productos, más efectivos contra la grasa, como amoniaco o vinagre. Así además, conseguiremos una completa desinfección. Si usas amoniaco debes proteger tus manos con guantes y realizar el trabajo en un sitio aireado.
  4. Con ayuda de un cepillo de dientes frota entre las cerdas y por la base donde éstas están incrustadas. Insiste sobre todo en esa parte, ya que suele ser de goma y la suciedad se adhiere mucho más.
  5. Enjuaga a conciencia el cepillo en agua limpia, repitiendo la operación varias veces hasta que salga clara. Debemos asegurarnos de retirar completamente el producto que hayamos elegido para su limpieza.
  6. Sacude el cepillo para conseguir que el agua que haya quedado dentro de la parte de goma salga. Seguidamente, seca bien con una toalla pasándola entre las cerdas y deja que termine de secarse al aire. Si tienes prisa por usarlo, puedes retirar el resto de humedad con el secador de pelo.

Si retiras el cabello de los cepillos después de cada uso y procedes a su limpieza con cierta asiduidad, conseguirás tenerlos siempre como nuevos. Tu cabello lo agradecerá.

 

Categorias:
Belleza · Hogar
  • junio 6, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil