CÓMO ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA

  • junio 4, 2018
  • ¡Me gusta!
como-eliminar-la-grasa-localizada

No son pocas las personas que, a pesar de tener un peso adecuado a su complexión, se encuentran con un problema de grasa depositada en zonas muy concretas. Ésta se acumula usualmente en abdomen, muslos y glúteos afectando a la silueta. Te contamos cómo eliminar la grasa localizada.

La forma de combatir un problema de sobrepeso, aunque requiere un gran esfuerzo y voluntad, es sencilla. Se trata de ingerir menos calorías de las que se consumen diariamente y hacer un poco de ejercicio. Sin embargo, acabar con la grasa localizada en determinadas partes de nuestro cuerpo es más complicado.

Adoptar unos hábitos de alimentación y actividad determinados puede ayudar a prevenir la acumulación de adiposidades. Es evidente que una alimentación equilibrada, baja en grasas y sana es imprescindible para mantener la línea. Además el ejercicio moderado y enfocado a fortalecer determinadas partes del cuerpo ayuda a modelarlo.

Pero cuando la grasa localizada ha hecho ya su aparición, no existen métodos caseros para eliminarla. No sirve de nada engañarse, por más ejercicios de glúteos y abdominales que hagamos, no va a desaparecer. Para deshacerse de ella tendremos que acudir a tratamientos específicos que sólo pueden administrar profesionales. Eso si, si decides optar por alguno, no está de más que antes intentes perder esos kilitos que te sobran, si es el caso.

El tratamiento que primero nos viene a la cabeza es la liposucción. Se trata de un método quirúrgico que igual debemos reservar para los casos más graves. Existen otros no invasivos, que son efectivos para reducir la grasa localizada.

  1. Lipomasaje (LPG).

    Utiliza una tecnología de fisioterapia para modelar la figura. Consiste en la aplicación de masajes localizados que estimulan los adipositos favoreciendo la liberación de la grasa. Igualmente es efectivo contra la retención de líquidos y la flacidez.

  2. Radiofrecuencia.

    Consiste en la aplicación de calor en las zonas afectadas a través de ondas electromagnéticas. Disminuye el espesor adiposo, favoreciendo el drenaje linfático y la producción de colágeno para restablecer la firmeza de la piel.

  3. Mesoterapia.

    Esta técnica consiste en la administración de dosis mínimas de sustancias homeopáticas y alopáticas, a través de micro inyecciones subcutáneas. Se trata de un tratamiento con productos naturales sin efectos adversos. Favorece el drenaje linfático y eliminación de toxinas, reduciendo el volumen de las zonas tratadas.

  4. Cavitación.

    Utiliza el ultrasonido para romper los depósitos de grasa, que se diluirán eliminándose a través de la orina. Consigue la disminución de volumen y la recuperación de elasticidad de la piel. Como efecto adverso, está la posibilidad de que se produzcan pequeños hematomas que desaparecerán naturalmente.

  5. Carboxiterapia.

    Este tratamiento utiliza el dióxido de carbono, que se introduce bajo la piel a través de inyecciones con pequeñísimas agujas. Es prácticamente indoloro. Mejora la circulación linfática y sanguínea disminuyendo la celulitis y la piel de naranja.

  6. Criolipólisis.

    Este procedimiento acaba con la grasa localizada mediante la aplicación de frío, que destruye los adipositos eliminándose de forma natural. Es indoloro y no afecta a la piel, ni tejidos cercanos a los acúmulos de grasa.

  7. Láser lipolítico.

    Mediante un láser de diodo que actúa sobre el tejido adiposo, elimina la grasa depositada y reduce volumen reafirmando la piel. Normalmente serán necesarias 6 sesiones de 30 minutos, que se aplicarán una por semana.

Estos tratamientos han de ser administrados por profesionales debidamente preparados, por lo que conviene asegurarse de la autenticidad y fiabilidad del centro o clínica escogidos.

 

Foto de Personas creado por nensuria

Categorias:
Belleza
  • junio 4, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil