7 USOS DEL AMONIACO EN EL HOGAR

  • mayo 29, 2018
  • ¡Me gusta!
7-usos-del-amoniaco-en-el-hogar

El amoniaco es un compuesto químico con gran poder desengrasante, por lo que es un aliado de excepción para la limpieza. Aunque parezca un producto típico de abuelas no olvidemos que sus excelentes propiedades no han cambiado. Te contamos 7 usos del amoniaco en el hogar.

Este compuesto tiene como característica principal su fácil disolución en agua y pronta evaporación. Esto hace que sea ideal para la limpieza de ciertas superficies. Además, los resultados que ofrece a la hora de eliminar manchas de todo tipo de tejidos son increíbles.

Al tratarse de un gas que se evapora fácilmente y que despide un fuerte olor, hay que tener cuidado a la hora de utilizarlo. Se recomienda airear el lugar donde vaya a manipularse y el uso de guantes de látex. Y por supuesto, mantenerlo lejos del alcance de los niños como cualquier otro limpiador. Por lo demás, es un producto eficaz y mucho más económico que otros fabricados a partir de él.

Hay quién confunde amoniaco con lejía, sin embargo son compuestos distintos. El primero es un eficiente desengrasante, mientras que el segundo se utiliza más para la desinfección. Aunque sus utilidades son diferentes, es importante saber que no deben mezclarse nunca, a fin de evitar una reacción química no deseable.

7 usos del amoniaco en el hogar.

  1. En la cocina.

    Su poder desengrasante, hace al amoniaco imprescindible para la limpieza en la cocina. Diluyendo un poco de éste en agua acabaremos fácilmente con la grasa acumulada en encimeras, vitrocerámicas y fuegos de gas. Igualmente nos ayudará con la limpieza del interior del horno y el extractor de la cocina. También es eficaz para eliminar manchas y malos olores de los trapos de cocina. Agrega unas gotas a un barreño de agua para ponerlos en remojo antes del lavado.

  2. Joyas.

    Con el paso del tiempo las joyas de oro, plata y piedras preciosas pueden ir tomando un tono mate y hará falta limpiarlas ocasionalmente. Diluye unas gotas de amoniaco en un bol de agua y sumérgelas unos minutos. Luego enjuaga y seca cuidadosamente con un paño suave para darles brillo.

  3. Ventanas y espejos.

    Gracias al amoniaco, puedes tener los cristales de tu casa nítidos y relucientes de una forma barata y fácil. Diluye un buen chorro de amoniaco en un cubo de agua y moja en él papel de periódico para frotar los cristales. Luego sécalos con más papel, así evitarás las pelusas que suelen dejar los trapos. Recuerda usar siempre guantes de látex para utilizar este producto.

  4. En el baño.

    Las manchas de humedad y el moho acumulados en el baño son fáciles de eliminar con amoniaco diluido en agua. Para limpiar las juntas de los azulejos y baldosas usa la misma proporción de agua y amoniaco y restriega con un cepillo. También da buenos resultados con la mampara de la bañera. Protégete de los vapores que emana el producto.

  5. Ropa y otros tejidos.

    Para eliminar manchas de vino y chocolate prepara una mezcla con dos vasos de agua, una cucharada de amoniaco y otra de alcohol. Frota la mancha suavemente y lava con un programa delicado. Una disolución de amoniaco jabonoso en agua funciona bien, tanto en la limpieza de alfombras de lana y fieltro, como en las moquetas acrílicas de pelo corto o poliéster.  Aplica la solución con una esponja húmeda, y al cabo de un rato la limpias con un cepillo y la dejas secar.

  6. Calzado.

    El amoniaco es uno de los mejores productos para eliminar manchas en los zapatos tanto de piel como de ante. Utiliza un paño humedecido con unas gotas del producto y frota la mancha. Para mayor precaución prueba antes en un lugar poco visible.

  7. En el interior del coche.

    Para la limpieza del salpicadero y partes plásticas, es imprescindible contar con un paño microfibra, que por su textura, es lo que mejor funciona en estas superficies. Usa un difusor lleno de agua, jabón neutro y un chorrito de amoniaco. Es mejor pulverizar sobre el paño para evitar mojar partes internas que no se van a poder secar. Pasa por todos los sitios visibles y no te olvides del volante y la palanca de cambio.

El amoniaco es un producto efectivo y barato para la limpieza en el hogar, pero no debes olvidar nunca tomar precauciones para su manipulación.

 

Categorias:
Hogar
  • mayo 29, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil