7 REMEDIOS NATURALES PARA EL VELLO ENCARNADO

  • abril 6, 2018
  • ¡Me gusta!
7-remedios-naturales-para-el-vello-encarnado

Cuando el pelo que nace no consigue atravesar la piel, sigue creciendo dentro del folículo piloso, lo que ocasiona una inflamación de la zona y la formación de un grano que puede ser doloroso. Te contamos 7 remedios naturales para el vello encarnado.

La aparición del vello encarnado es frecuente, en hombres y mujeres, sobre todo a causa del afeitado y la depilación. Los distintos medios de utilizados para deshacerse del pelo, suelen provocar una debilitación de éste, que no logra salir de la piel. Esto ocasiona enrojecimiento, hinchazón, picor e incluso dolor.

Remedios para el vello encarnado.

  1. Vinagre de manzana.

    Moja un algodón con el vinagre y aplícalo sobre el vello, manteniéndolo así durante 5 minutos. Deberás repetir al menos dos veces al día. El ácido acético del vinagre contribuye a regular el ph y a bajar la hinchazón.

  2. Pepino.

    Por sus propiedades antiinflamatorias el pepino ayuda a aliviar las molestias del vello encarnado. Corta unas rodajas de pepino, previamente refrigerado, colócala sobre la zona inflamada y espera a que pierda el frío. Repite todos los días hasta hacer salir el pelo. Otra forma de uso es, triturar el pepino con un chorrito de leche entera y untar, dejando actuar 10 minutos.

  3. Té negro.

    Introduce una bolsita en agua caliente durante unos segundos, escúrrela y una vez tibia colócala sobre el vello. Deja actuar durante unos minutos y repite durante varios días hasta ver resultados.

  4. Sal.

    Este producto es un excelente exfoliante natural que te ayudará a sacar el pelo incrustado. Mezcla un puñado de sal con unas gotas de agua para conseguir una pasta. Realiza con ella un suave masaje sobre la zona y deja unos minutos antes de enjuagar.

  5. Paño tibio y pinzas.

    Coloca sobre la zona afectada, un paño o compresa humedecida con agua caliente hasta que se enfrié. Con esto conseguiremos suavizar y reblandecer la piel. Seguidamente, con ayuda de unas pinzas de depilar, extrae el pelo sin hurgar demasiado para no ocasionar daños. Es importante desinfectar previamente las pinzas con alcohol.

  6. Aspirina y miel.

    Elabora una pasta diluyendo una aspirina triturada en un poco de agua tibia y mezcla con una cucharadita de miel. Aplícala, dos veces al día, sobre la zona a tratar y mantenla 10 minutos aproximadamente. Repite todos los días hasta conseguir la mejoría.

  7. Aceite esencial del árbol del té.

    Sus propiedades antibacterianas, fungicidas, cicatrizantes y antisépticas, vienen muy bien al problema que nos ocupa. Aplica, por la mañana y por la noche, un par de gotas sobre el vello encarnado. Es adecuado para todo tipo de pieles y puedes encontrarlo fácilmente en cualquier herborista.

Debes desinfectar bien la zona antes de usar alguno de estos remedios y tener paciencia. Para prevenir que el pelo quede incrustado en la piel, procura mantener ésta siempre hidratada. Y un par de veces por semana, utiliza algún cosmético exfoliante.

Recuerda que para casos de persistencia y frecuencia del problema, mal aspecto o dolor excesivo, lo recomendable es consultar con un dermatólogo especializado.

 

Casa de fotografía creado por Bearfotos – Freepik.com

Categorias:
Belleza · Salud
  • abril 6, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil