POR QUÉ LA PRIMAVERA NOS ALTERA EL ÁNIMO

  • abril 3, 2018
  • ¡Me gusta!
por-que-la-primavera-nos-altera-el animo

La primavera es la estación del año preferida por la gran mayoría. Sin embargo, al decir adiós al frío del invierno, en nuestro cuerpo y mente se producen cambios que son muchas veces positivos y otras no tanto. Te contamos por qué la primavera nos altera el ánimo.

En primavera la naturaleza sufre una explosión de vida como si todo volviese a renacer. Los días son más largos y podemos disfrutar de unas agradables temperaturas. La adaptación de nuestro organismo a estos cambios, puede provocar efectos tanto positivos como negativos en el estado de ánimo.

El cambio de las condiciones ambientales acarrea en algunas personas desajustes hormonales que son causa de la alteración emocional. La llegada de la primavera se traduce en una inyección de energía y felicidad para unos mientras que otros sufren síntomas adversos.

El aumento de las horas de luz favorece la secreción de hormonas como las oxitocinas, endorfinas, cortisol y melatonina relacionadas con el estado de ánimo. Además promueve la liberación de serotonina, un neurotransmisor que se ocupa de regular la agresividad, frenar el mal humor y modular el apetito y el sueño.

Los desajustes hormonales pueden desembocar en un trastorno conocido como astenia primaveral. Éste, junto con los posibles episodios de alergia, representan la cara oscura de la primavera.

Astenia primaveral.

Se trata de un trastorno pasajero que suele durar entra una o dos semanas, dependiendo de cada individuo. No es más que una dificultad de adaptación a cambios ambientales como la luz, temperaturas, etc.

Los síntomas asociados a la astenia son variados:

  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Mareos
  • Cansancio
  • Insomnio
  • Desmotivación y apatía
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito

Para combatir la sintomatología de la astenia primaveral es recomendable seguir unas pautas de adaptación a la nueva estación. En primer lugar debemos procurar ir adecuando nuestra rutina diaria paulatinamente, a los cambios de luz y sobre todo de hora. De esta manera evitaremos que una variación brusca de nuestros hábitos nos desequilibre.

Es imprescindible seguir una planificación de las horas de sueño y hacer ejercicio moderado. En cuanto a la alimentación, es aconsejable aumentar el consumo de frutas y verduras frescas y evitar comidas copiosas.

Disfruta de una primavera feliz!

Categorias:
Curiosidades · Salud
  • abril 3, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil