9 USOS DE LA SAL DENTRO Y FUERA DE LA COCINA

  • marzo 6, 2018
  • ¡Me gusta!
9-usos-de-la-sal-dentro-y-fuera-de-la-cocina

La sal es el ingrediente que potencia el sabor de los platos y que tienen en común todas las recetas. Por eso nunca falta en casa, en alguna de sus modalidades, y aunque debemos ser moderados en su consumo, no tendremos que cortarnos en sus otras utilidades. Te contamos 9 usos de la sal dentro y fuera de la cocina.

La sal ofrece muchas posibilidades en la cocina distintas a la de condimentar nuestra comida. Y además, conocerás diferentes trucos en los que la sal es protagonista y que podrás utilizar en el resto del hogar.

Usos de la sal dentro y fuera de la cocina.

  1. Limpiar un huevo que se cae.

    Recoger un huevo que se nos ha roto se hace complicado debido a su textura. Pon un puñado de sal sobre él y espera unos 15 minutos, podrás retirarlo entonces más fácilmente con papel absorbente de cocina.

  2. Prevenir el moho en las cortinas del baño.

    La humedad acumulada en las cortinas por su uso diario, favorece la proliferación de moho que las ennegrece y afea. Podrás evitar su aparición de forma sencilla, lavándolas en agua con sal.

  3. Evitar que el huevo se rompa al cocerlo.

    Para que la cáscara del huevo resista la cocción pondremos una cucharadita de sal en el agua. Cambiará la densidad de ésta y si la combinas con vinagre asegurarás el resultado. Además, hará que sea más fácil retirarla luego.

  4. Mejorar las aftas de la boca.

    Esas pequeñas llagas que salen en la boca suelen ser bastante molestas. Prepara un vaso de agua tibia, diluye una cucharadita de sal y haz enjuagues bucales con la mezcla. Notarás una mejora y alivio del dolor.

  5. Evitar el hielo y el vaho en las ventanas.

    En los días más fríos es frecuente que los cristales de las ventanas se llenen de escarcha y vaho. Para evitarlo frótalos por dentro con una esponja húmeda de agua con sal.

  6. Repelente de hormigas.

    Si te encuentras en casa la típica fila de hormigas, sólo tienes que poner un poco de sal en los orificios por donde las veas salir.

  7. Alargar la vida de los ramos de flores.

    Añade media cucharadita de sal al agua del florero o recipiente donde las vayas a mantener.

  8. Desodorante para los zapatos.

    La humedad natural del pie en ocasiones provoca mal olor en el calzado. Esparce un puñado de sal en el interior de los zapatos y déjalos así toda la noche. Retira la sal por la mañana y estarán listos para su uso, libres de malos olores.

  9. Grasa de las ollas y sartenes.

    Podrás, gracias a la sal, retirar fácilmente la grasa adherida en el fondo de tus utensilios de cocina. Una vez estén fríos, cubre su superficie con agua salada y deja actuar unos minutos. Seguidamente, procede a limpiarlos de la manera habitual.

Categorias:
Cocina · Hogar
  • marzo 6, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil