INDUCCIÓN, VITROCERÁMICA O GAS ¿QUÉ ES MEJOR?

  • marzo 1, 2018
  • ¡Me gusta!
inducción, vitrocerámica o gas

Hoy en día, en la mayoría de los hogares, encontramos cocinas de tres tipos: inducción, vitrocerámica o gas. Lo cierto es que cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes, que pesarán más o menos dependiendo de las prioridades o necesidades de cada familia. Inducción, vitrocerámica o gas ¿Qué es mejor? Te lo contamos.

Ventajas de la vitrocerámica

  • La placa es más barata que una de inducción.
  • Se limpia con facilidad, sobre todo si no dejas que se quemen los restos de comida.
  • Conserva el calor un tiempo después de apagada, por lo que se puede aprovechar para terminar de cocinar o mantener caliente el guiso.
  • Se pueden usar todo tipo de recipientes con ella: cobre, barro o hierro fundido.

En cuanto a los inconvenientes podemos decir que:

  • Tardan más en calentar que las de inducción y las de gas, y por lo tanto consumen más energía.
  • Se rayan si no se limpian con los productos adecuados.

Ventajas de la inducción

  • Se calienta muy rápido, por lo que consume menos que la vitrocerámica. Se ahorra hasta un 30% de energía. Están consideradas la opción eléctrica más económica y sostenible.
  • Como el calor se aplica directamente sobre la base del recipiente, la placa no se calienta. De esta forma, evita que te quemes en un descuido. Muy útil si hay niños en casa. Es la más segura.
  • Es fácil de limpiar.
  • Se puede regular la temperatura mejor que con el gas.
  • Las más modernas ofrecen ventajas adicionales, como programar el tiempo o la temperatura de cocción.

Como inconvenientes tenemos:

  • Su precio elevado, que puede llegar a doblar el de una vitrocerámica.
  • Se necesitan recipientes específicos para cocinar en ella. Deben ser de material ferromagnético. Esto implica que si cambias a una placa de inducción, tendrás que cambiar cacerolas y sartenes. Y las que sirven para inducción son más caras que las que se utilizan con gas o vitrocerámica.

Ventajas del gas

  • Calienta muy rápido.
  • Admite cualquier tipo de recipiente.
  • Su consumo es más económico.
  • Es la instalación más barata.

Inconvenientes de este tipo de cocina:

  • Es bastante más complicada su limpieza. Hay que desmontar los fogones uno a uno.
  • Si la cocina de gas funciona con bombona de butano se depende del reparto, y hay que contar con espacio para colocar la que se está usando y una de repuesto.
  • Requiere mayor precaución para evitar accidentes.
  • Requiere de un mantenimiento mayor que el resto, y de revisiones periódicas.
Etiquetas:
· ·
Categorias:
Cocina · Curiosidades · Hogar
  • marzo 1, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil