CÓMO EL EGOÍSMO POSITIVO TE AYUDA A SER FELIZ

  • febrero 26, 2018
  • ¡Me gusta!
como-el-egoismo-positivo-te-ayuda-a-ser-feliz

Tenemos claro que el egoísmo es negativo y uno de los peores defectos que puede tener una persona. Sin embargo, en muchas ocasiones, pensar en uno mismo antes que en los demás se convierte en algo necesario. Te contamos cómo el egoísmo positivo te ayuda a ser feliz.

Como propone la psicoterapeuta Marisa Navarro en su libro “El efecto tarta”, es necesario cuidarse antes de cuidar a otros, de lo contrario no podremos ofrecer lo que no tenemos. Así, antes de repartir la tarta coge el primer trozo.

La generosidad y la entrega como contraposición al egoísmo, debe ser algo reconfortante. No puede traducirse en un sacrificio, ni en insatisfacción y anulación de uno mismo. Debemos tener en cuenta que atender a nuestras propias prioridades es posible, sin necesidad de ocasionar perjuicio alguno a los demás. La abnegación desmedida no favorece tu entorno y a la larga deja de agradecerse y hasta puede provocar rechazo.

Nos esmeramos en hacer felices a la pareja, hijos, padres y amigos y nos olvidamos de nosotros y de nuestra propia felicidad. Es imprescindible buscar el propio bienestar para proporcionarlo a otros.

¿Cómo poner en práctica el egoísmo positivo?

  1. Analiza tus necesidades.

    Pregúntate hacia dónde quieres ir, qué te hace feliz, qué quieres en la vida, etc. Definir bien tus deseos te ayudará a conseguir resultados.

  2. Delega algunas responsabilidades.

    No es posible ocuparse de todos y de todo, atiende solo a lo imprescindible y que dependa verdaderamente de ti. No acostumbres a otros a solucionar cosas de las que pueden ocuparse ellos.

  3. Planifica tu día y no te salgas del guión.

    Establece al menos una serie de prioridades a las que atender durante tu jornada y cumple con ello. Si es necesario apaga el teléfono y desaparece un rato.

  4. Aprende a decir “no”.

    Antes de sucumbir ante según que peticiones, haz un análisis de su verdadera importancia. Valora bien antes de atender insignificancias sólo para satisfacer a otros.

  5. No admitas reproches.

    Tienes que aprender a ser firme en tu posición, para impedir que el egoísmo de otros pueda contigo. Nadie tiene derecho a decirte lo que tienes que hacer, ni lo que está bien o mal.

  6. No des explicaciones.

    Justificarse ante los demás significa, de alguna manera, admitir una falta. No te sientas culpable de cuidar de ti y disfruta sin juzgarte.

Potenciar tu autoestima y pensar en ti, te facilitará el camino para hacer feliz a los que te rodean y así encontrarás en ello tu propia satisfacción.

 

Categorias:
Curiosidades · Ocio · Salud
  • febrero 26, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil