RUTINA DE LIMPIEZA BÁSICA EN EL HOGAR

  • febrero 4, 2018
  • ¡Me gusta!
rutina-de-limpieza-básica

Si tenemos una rutina de limpieza diaria nos ahorraremos invertir mucho tiempo luego, cuando la suciedad ya se haya acumulado. Es mejor no dar opción a que esto suceda. Mantener la casa limpia cada día es el mejor truco para ello. A continuación veremos que con dedicarle unos pocos minutos al día es suficiente. Por eso, aquí te decimos una rutina de limpieza básica en el hogar que funciona para todos.

Todos los días

  1. Recoger todos los chismes del hogar que se hayan dejado fuera de su sitio el día anterior, tales como zapatos, juguetes, ordenadores, cables, ropa…
  2. Hacer las camas. No hay nada que ofrezca peor imagen que entrar en una casa y ver que no están las camas hechas.
  3. Barrer las zonas más utilizadas, como cocina, salón…
  4. Dejar la cocina recogida y limpia al final de cada día.
  5. Lava a lo largo de la semana. No lo acumules todo para un sólo día. Puedes poner la lavadora por la noche, y tenderla por la mañana para que al llegar a casa la ropa esté seca.
  6. Plancha unas cuántas prendas cada día de la semana y así no acumularás  grandes planchados. Aprovecha mientras ves algo en la tele, se te hará menos pesado.
  7. Dar un repaso al baño.

Una vez por semana

Haz cada día de la semana una limpieza más profunda de cada una de las habitaciones de la casa. Limpia el polvo, las ventanas, barre y pasa la fregona: 

  1. Baño: Limpieza profunda, lo que implica fregar el suelo, la mampara y todos los sanitarios, incluyendo la bañera, el lavabo, el espejo, el inodoro y el bidet.
  2. Cocina: Barrer y fregar el suelo, además de hacerle limpieza a los electrodomésticos, como el microondas.Limpia el cubo de basura.
  3. Dormitorios y salón: Barre y limpia los suelos, repasa muebles y quita el polvo donde sea necesario. Elige un día de la semana para cambiar las sábanas de las camas.

Una vez al mes

 En el plan de limpieza de una casa debemos definir muy precisamente qué limpiaremos una vez al mes.

  1. Los azulejos de los baños y cocina.
  2. Los armarios. Dar un repaso de polvo a los armarios una vez al mes te evitará tener que hacerlo de forma más profunda en los cambios de temporadas.
  3. Lo mismo pasa con el garaje y los trasteros.

Es una buena idea distribuir estas tareas con otros miembros de la familia o personas que viven en tu hogar. Repartir estas actividades es importante, y compartirlas equitativamente o de forma rotativa es ideal.

 

Etiquetas:
Categorias:
Hogar
  • febrero 4, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil