CÓMO PINTAR LOS AZULEJOS DEL BAÑO

  • enero 21, 2018
  • ¡Me gusta!
cómo-pintar-los-azulejos-del-baño

Cambiar el aspecto de nuestro cuarto de baño es mucho más sencillo de lo que piensas, y sin gastar mucho dinero. Con tan solo pintar los azulejos te parecerá que has llevado a cabo una renovación total y el resultado es espectacular. Vamos a ver paso a paso cómo pintar los azulejos del baño para darle otro aspecto diferente sin necesidad de hacer obras.

Limpia bien los azulejos. 

El primer paso es limpiar perfectamente los azulejos para que el resultado sea el mejor. Lávalos con agua y jabón o con algún desengrasante. Para eliminar la suciedad en las juntas utiliza un cepillo de cerdas o un viejo cepillo de dientes. Una vez limpios, sécalos bien con un trapo que no deje pelusa.

Cubre los muebles. 

Antes de ponerte a pintar debes proteger con cinta de pintor el resto de superficies, como el techo, el espejo, los enchufes e interruptores y grifos. Para los suelos, muebles, sanitarios y puertas, son muy prácticos los rollos de plástico.

Manos a la obra. 

Lo más adecuado es pintar los azulejos con un rodillo de pelo corto. En las zonas donde se juntan con el techo, con otras paredes o puertas, es mejor emplear una brocha finita para controlar mejor cómo extendemos la pintura.
Remueve la pintura y empieza a pintar con la brocha finita todas esas zonas a las que no podrás llegar fácilmente con el rodillo, como las esquinas, los rodapiés… A continuación, aplica la primera mano de pintura con el rodillo de arriba abajo intentando cubrir la mayor parte de superficie y llegando hasta donde antes hemos recortado. Hay que procurar que las juntas queden también cubiertas, incidiendo en ellas. Deja secar bien y aplica una segunda mano. Para saber cuánto tiempo hay que esperar mira las instrucciones del fabricante en el bote de pintura.

Productos adecuados. 

Para pintarlos existen en el mercado multitud de pinturas específicas para azulejos, con diferentes acabados y efectos. Son esmaltes lavables que resisten muy bien los golpes y las humedades. Algunos de estos productos se suelen aplicar con una mano de imprimación selladora para asegurar mejor su fijación. Una vez secada la imprimación, se aplica el esmalte. Pero ya existen muchas de un solo componente que no requieren imprimación previa y se aplican directamente sobre los azulejos.

Etiquetas:
·
Categorias:
Hogar · Manualidades
  • enero 21, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil