CÓMO ORDENAR LOS ALIMENTOS EN EL FRIGORÍFICO

  • diciembre 8, 2017
  • ¡Me gusta!
como-ordenar-los-alimentos-en-el-frigorifico

El frigorífico es un electrodoméstico pensado de manera inteligente para la conservación de los alimentos. Del orden de estos en su interior va a depender su buen estado y además nos facilitará su uso. Te contamos cómo ordenar los alimentos en el frigorífico.

El frigorífico distribuye el frío por zonas, de manera que cada una de ellas es la idónea para almacenar un tipo de alimento.

Independientemente de esto y como primera recomendación, los alimentos deben ordenarse por fecha de caducidad. Pondremos entonces los que tengan mayor periodo de duración al fondo y los más cercanos a su caducidad en primera línea. De esta manera aprovecharás tus compras ahorrando y haciendo un consumo inteligente.

Cómo distribuir los alimentos en el interior del frigorífico.

  • La zona más fría para frutas y verduras. Esta es la más cercana al congelador que se posiciona normalmente en la parte de abajo de la nevera y son unos cajones de buen tamaño. Las frutas y verduras deben estar limpias y sin partes dañadas o en mal estado que habría que retirar. Guárdalas en sus envases o si carecen de él, ponlas en bolsas agujereadas para evitar la aparición de moho.
  • Carne, pescado y otros alimentos crudos. Estos se colocan en la balda que se encuentra sobre los cajones de fruta. Recuerda que este tipo de producto no debe conservarse más de dos días sin cocinarlos. Guárdalos en recipientes herméticos, preferiblemente de cristal o plástico libre de BPA, que son los aptos para la alimentación. Así evitarás la contaminación cruzada entre unos y otros.
  • Estantes centrales para cocinados y embutidos. Las comidas ya preparadas para su consumo más o menos cercano, deben estar en esta parte de frío intermedio. También chacinas, embutidos y botes abiertos. Igualmente es el lugar ideal para las sobras.
  • Parte superior, la menos fría. Aquí pondremos los lácteos como yogures y quesos (estos en su quesera). También las conservas que queramos consumir fresquitas.
  • Puerta de la nevera. En su parte superior suele haber un lugar habilitado para los huevos, cubierto con una puertecilla para protegerlos. Pon ahí también las mantequillas y quesos de untar. Hacia abajo iremos poniendo los tarros de mermeladas, salsas, mayonesa… Seguidamente, briks de leche, caldos, bebidas, agua…

Recuerda no llenar demasiado la nevera y dejar espacio entre los alimentos para que circule el aire fácilmente. La temperatura ideal que debemos regular en nuestro aparato es unos 5º C en el frigorífico y -18º C en el congelador.

 

Categorias:
Cocina · Hogar
  • diciembre 8, 2017
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil