CÓMO LIMPIAR EL FRIGORÍFICO CORRECTAMENTE

  • diciembre 7, 2017
  • ¡Me gusta!
consejos-para-limpiar-el-frigorifico

Uno de los electrodomésticos más esenciales en nuestro hogar es el frigorífico. Debido a que en él almacenamos y conservamos alimentos que requieren frío, hemos de tener especial cuidado de su higiene. Te contamos cómo limpiar el frigorífico correctamente.

Para mantener el frigorífico en perfectas condiciones se recomienda efectuar una limpieza a fondo al menos cada tres meses. Sin embargo, es conveniente repasar de vez en cuando baldas y cajones. Sobre todo, si se ha manchado o derramado algo, debe limpiarse cuanto antes para que no se reseque y genere malos olores.

Cómo limpiar el frigorífico correctamente, paso a paso.

  • Desenchufa de la corriente.

    Trabajaremos más seguros si tenemos el electrodoméstico apagado. Así, ahorraremos energía ya que vamos a tenerlo abierto un buen rato. Además, evitaremos el molesto pitido de alarma, que tienen muchas neveras, para alertar de que está mal cerrada. Aprovecha para limpiar el cable.

  • Limpia la parte posterior.

    Para eliminar la suciedad que se acumula en las rejillas de la parte trasera puedes usar un aspirador. También un cepillo de cerdas suaves y más bien largas. De esta manera podremos quitar el polvo sin dañarlas

  • Presta atención a las gomas de las puertas.

    Son las que se ocupan de que la nevera esté herméticamente cerrada y se conserve el frío en su interior. La suciedad puede provocar que no cumplan bien su función. Utiliza un cepillo, por ejemplo de dientes, para llegar a todas las partes de sus pliegues.

  • Vacía el frigorífico de alimentos y saca estantes y cajones.

    Los elementos que quepan puedes lavarlos en el lavavajillas. El resto tendrás que lavarlos a mano y secarlos muy bien.

  • Productos de limpieza.

    Existen en el mercado productos específicos para la limpieza del interior del frigorífico. Sin embargo, puedes usar un producto casero preparando un solución de agua y bicarbonato. Mezcla dos cucharadas con un litro de agua templada, puedes añadir un chorrito de limón como quitamanchas y ambientador natural.

  • Limpieza del interior.

    Pon el producto en un pulverizador y rocía por dentro del frigorífico, luego pasa una bayeta. Si hay alguna mancha más difícil o restos pegados, humedécelos abundantemente y deja que se reblandezcan. Nunca rasques con utensilios punzantes que puedan provocar daños. Posteriormente utiliza un paño para secar.

  • Limpieza del exterior.

    Quedará reluciente pasando una bayeta suave humedecida con quitagrasas. Seca luego con un trapo de cocina que no deje pelusas.

  • Congelador.

    Para limpiarlo utiliza el mismo procedimiento anterior. Los alimentos que tengas en su interior deberás pasarlos a la parte del frigorífico para que no se descongelen entretanto.

Una vez terminados estos pasos, procura limpiar también, antes de meterlos de nuevo, la base de tarros, botellas, etc. que puedan dejar cercos.

Negocios de fotografía creado por Yanalya – Freepik.com

Categorias:
Hogar
  • diciembre 7, 2017
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil