TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA COMPRAR CARNE

  • mayo 22, 2017
  • ¡Me gusta!
todo-lo-que-debes-saber-para-comprar-carne

 

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para comprar carne. A la hora de ir al mercado debemos escoger, no sólo el mejor precio, este tiene que estar en relación a la frescura, conservación e higiene.

Hoy se nos garantizan unas medidas sanitarias y de manipulación con la que podemos estar tranquilos. Aunque siempre es preferible, para comprar un producto fresco como la carne, acudir a las carnicerías tradicionales. Además te ofrecerán la oportunidad de pedir el corte que interesa a tu receta.

Lo que necesitas saber:

  1. Apariencia: En general las carnes no deben estar demasiado secas, será buena señal ver restos de sangre y suero, no deben tener colores tornasolados, la grasa debe ser blanca o de un amarillo suave, cuanto más intenso sea ese amarillo, será más vieja y peor conservada.
  2. Ternura: Las carnes de cerdo, pollo y conejo no suelen presentar problemas en cuanto a su ternura. Cualquiera de sus piezas suelen quedar jugosas en todas sus preparaciones. En todo caso piensa que las partes menos grasas como el lomo en el cerdo o la pechuga en el pollo son las menos tiernas.Sin embargo podemos encontrar grandes diferencias de ternura entre las distintas partes de la ternera.

    Las piezas más tiernas son: lomos alto y bajo, solomillo, babilla, cadera, aguja, morcillo o jarrete y espaldilla. Estas son de mayor calidad y admiten cualquier tipo de preparación. El jarrete es la mejor para estofar o guisar. Es una carne tierna y sabrosa, nunca debes pasarla de cocción o podría ponerse seca y fibrosa, no pases de una hora en olla a presión.

    Las menos tiernas son: redondo, contra, falda, tapa, tapilla, aleta y rabo. Su tiempo de cocción debe ser siempre mayor, aunque se puede conseguir que queden tiernas. Un truco para enternecerlas es adobarlas o marinarlas.

  3. Precios: la carne más barata es la de conejo y pollo, su precio se mantiene más o menos estable siempre, el pollo además tiene muchas posibilidades de corte: pechuga, filetes, muslos, contramuslos, jamoncitos, alitas o bien puede cocinarse entero. Son las menos grasas y saludables. Otras piezas baratas de la ternera son la falda, el pecho y el morcillo, estas son ideales para enriquecer caldos, guisos de legumbres…

Y después de la compra a cocinar!!!

 

 

Categorias:
Cocina · Curiosidades · Hogar · Salud
  • mayo 22, 2017
  • ¡Me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Útil