CÓMO LIMPIAR Y MANTENER UN ACUARIO

  • mayo 7, 2018
  • ¡Me gusta!
como-limpiar-y-mantener-un-acuario

Tener un acuario en casa es, para los amantes de la naturaleza y los animales, un auténtico deleite. Crear a los peces un pequeño hábitat y observarles, puede ser para muchos de lo más relajante. Además, resulta muy decorativo por el colorido de sus habitantes y los elementos dispuestos en él. Cuidarlo es mucho más sencillo de lo que parece. Te contamos cómo limpiar y mantener un acuario.

Un acuario supone ocuparse del bienestar de los peces, de su desarrollo y procreación y de su buen funcionamiento. Esto puede convertirse en un bonito y entretenido hobby, para disfrutar en los ratos libres.

Aunque en un principio pueda parecer que mantener un acuario es algo complicado, y apto sólo para entendidos, no es así.

Cómo limpiar y mantener un acuario.

  1. Revisión cotidiana.

    Debemos procurar hacer, de una manera habitual, una revisión del estado del acuario. Observar la apariencia del agua, de las plantas y hacer un recuento de habitantes. Si el aspecto de algún pez es preocupante puede estar enfermo y tendremos que tratarlo. O si falta alguno, puede estar muerto en alguna parte y es necesario retirarlo. Tendremos que asegurarnos que filtro y calentador están en funcionamiento.

  2. Aspirar el fondo.

    Al menos cada dos semanas, es conveniente retirar la suciedad acumulada en el suelo del acuario. Sobre la arena, las piedrecitas y entre ellas se depositan los excrementos de los peces, que hay que limpiar. Esto se realiza con un sifón, que podemos encontrar en cualquier tienda de animales. Su funcionamiento es sencillo y se hace rápido, sólo hay que procurar no remover mucho para no ensuciar el agua.

  3. Limpieza de cristales.

    Debemos limpiarlos por fuera y por dentro. Para la parte exterior basta con pasar un paño húmedo y secar con papel de cocina por ejemplo. También podemos encontrar productos específicos en las tiendas del sector. Para la limpieza interior usaremos una rasqueta especial para retirar las algas adheridas. Aprovecharemos el momento de aspirar para ocuparnos también de los cristales.

  4. Cambio de agua.

    Una vez al mes se recomienda cambiar el agua del acuario y para ello no es necesario sacar los peces. Nos ayudaremos del sifón, que en definitiva es una manguera, y un cubo, que colocaremos a una altura inferior a la del acuario. El sifón irá succionando el agua y depositándola en el cubo, lo sacaremos cuando haya vaciado un 20% de su volumen. El agua nueva debe estar libre de cloro, para ello usaremos un producto anticloro en la proporción indicada. Por último, debemos igualar la temperatura del agua nueva con la del interior. La echaremos despacito para no estresar a los peces.

  5. Limpieza del filtro.

    Lo desenchufamos y lo sacamos con cuidado para que no ensucie el agua con los restos acumulados en él. Seguiremos el manual de instrucciones del filtro concreto. Es conveniente no hacer coincidir su limpieza con el cambio de agua, para que un exceso de cambios pueda perjudicar a los peces.

  6. Limpieza de la decoración.

    Las rocas y otros objetos que decoran el interior del acuario podemos lavarlos fuera de él. Usaremos un cepillo o simplemente los sumergiremos en agua con una chorrito de lejía. Después enjuagamos y volvemos a colocar.

No es necesario emplear demasiado de nuestro tiempo, para mantener el acuario en unas condiciones óptimas. En todo caso, cuidar de él no es más que otra afición. Y  no olvides preguntar en tu tienda todas las dudas que te puedan surgir.

 

Categorias:
Hogar · Ocio
  • mayo 7, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil