9 USOS DISTINTOS Y PRÁCTICOS DE LA PASTA DE DIENTES

  • enero 10, 2018
  • ¡Me gusta!
usos-distintos-y-practicos-de-la-pasta-de-dientes

La pasta de dientes se ha convertido en un producto indispensable que nos ayuda a cuidar nuestra salud dental y que nunca falta en casa. Pero además, podemos encontrar en ella unas utilidades alternativas de gran eficacia. Te contamos 9 usos distintos y prácticos de la pasta de dientes.

Te sorprenderán estas distintas formas de sacar partido a tu pasta de dientes, tanto en tu aseo personal como en el hogar.

  1. Eliminar malos olores de las manos.

    Hay alimentos que al manipularlos nos dejan un olor desagradable y resistente en las manos como el ajo, pescado, etc. Si te lavas con un poco de dentífrico en lugar de jabón desaparecerá.

  2. Limpiar metales.

    Los componentes de la pasta dental hacen que diferentes metales recuperen su lustre original. Puedes usarlo para limpiar complementos de plata como anillos, cadenas o pendientes. También pulir otros metales como pomos de puertas, embellecedores, grifos, etc. Frota con la pasta el objeto a limpiar y seguidamente retírala con un paño.

  3. Limpiar las manchas de la suela de la plancha.

    Con la plancha fría frota la suela con ayuda de un paño impregnado de pasta. A continuación pon en funcionamiento el vapor durante 5 minutos. Una vez vuelva a enfriarse, límpiala con un paño seco.

  4. Limpiar las suelas de goma de las zapatillas de deporte.

    Con la ayuda de un cepillo de dientes viejo y pasta, frota la parte de la suela que se ve y enjuaga con un paño húmedo. Verás como recuperan su color.

  5. Evitar las manchas de tinte del pelo en la piel.

    Si te tiñes el pelo en casa es probable que parte de la cara se manche con el tinte. Aplica un poco de pasta de dientes en la parte de la frente, orejas y cuello próximos al pelo. Luego al enjuagarla el tinte se irá con ella.

  6. Secar espinillas.

    Puedes acelerar la desaparición de un inoportuno granito poniendo sobre él un poco de pasta por las noches.

  7. Evitar que se empañen los espejos.

    Puedes conseguir un buen acabado en la limpieza de espejos y cristales usando un poco de pasta de dientes y agua. Además, evitarás que se empañen con los vapores del baño.

  8. Quitamanchas para la ropa.

    Las manchas de vino, café y tinta suelen salir muy bien gracias a la pasta de dientes. Frótalas con ella y seguidamente lava de la manera habitual.

  9. Eliminar cercos de los muebles de madera.

    Si al apoyar algún vaso o botella en un mueble queda un horrible cerco, puedes eliminarlo frotándolo con un poco de pasta (blanca). Luego retírala con un paño húmedo y seca la madera con el secador de pelo.

Y con imaginación, seguro que encontramos muchas utilidades más.

 

Categorias:
Hogar
  • enero 10, 2018
  • ¡Me gusta!

Los comentarios están cerrados

La Útil